12 ene. 2012

EL PRECIU DEL AMOR

Nos llargos veranos de los años setenta dalgunos rapazos en Llaviana maquinábemos viaxes per tolos llugares del mundu. Echaos boca arriba xunto al ríu, nel prau  del pozu los Xerrones, buscábemos nel cielu azul una salida al deséu y a toles frustraciones de la vida monótona y aburrida nesti rinconín del universu. Conservo un especial buen recuerdu d´ún qu´imaxinábemos a Nepal.
Esti supuestu viaxe, por sorprendente que puea paecer agora, metiósenos nel maxín posiblemente por influencies musicales d´aquellos años, marcaes tovía polos últimos compases del mayu del 68. Aquel viaxe en cuestión tenía como fundamentu la película francesa de Barbet Schroeder La vallée. Ye la busca d´un valle ideal que ta baxo unes nubes siempre -una buena metáfora pa los que siempre vivimos nesta parte alta del Nalón- y la banda sonora corre a cargu de Pink Floyd col so Obscured by Clouds que tuvo más ésitu que la propia película. Pero a falta de Nepal preparemos otru más a mano a París el veranu qu´acabé´l COU.
Por dalguna razón que nun soi a comprender bien, hubo un momentu nel qu´a los gobiernos d´España dábayos por poner sigles de tres lletres a les distintes etapes de la Enseñanza, –otru misteriu trinitaru más-. Asina teníemos la EXB (o EGB en castellanu), Enseñanza Xereral Básica, el BUP, Bachilleratu Unificáu Polivalente -¡coses bien rares y retorcíes!- y a mí tovía me tocó facer lo qu´agora ye´l Segundu de Bachilleratu, entós llamábase´l COU o Cursu d´Orientación Universitaria. ¿Por qué habíen ser tres pallabres? ¿Quíen sabe?
La cuestión fue que pa sacar unes perres pal viaxe fixímonos cargu hasta´l mes setiembre del Bar del Titánico (l´equipu de fútbol de Llaviana) que taba na Calle Tras. Fuimos a un tantu por cientu col club y colo que saquemos un amigu compró tamién un reló de cadena mui guapu, de cuerda, d´esos que tienen una tapa que s´abre y se cierra cubriendo la esfera. Al final a mí nun se m´arregló dir, nun pudi, pero tovía conservo una carta que me mandaron dende la ciudá del amor los otros dos que fueron aquel setiembre.
Ta fechada del 14 d´esi mes en 1977 y como yera d´esperar nel sobre venía una postal con unes poques lletres, namás un saludu, una alusión a la semeya qu´en vez de ser de la Torre Eiffel o del Louvre al usu, yera d´una moza bien guapa, vistida namás con unos pequeños pantalones vaqueros curtios. Falábénmeme tamién d´una moza parisina cola que´l del reló pasó la nueche nel albergue onde se quedaben y punxo na postal un “yá te contaré” mui significativu y sorrayáu. Pero lo que nun esperaba y más me llamó l´atención fue esti recorte d´un diariu parisinu de 1915 que tovía conservo cola postal.
Aquellos güeyos míos del 77 quedaron clisaos; nun yeren a dar créditu a lo que dicía aquel anunciu de la Señorita Marcela LA BOMBA de la calle Le Chat Noir, númberu 69.

Calcái na imaxe.

Arte, Lliteratura y puteríu siempre fixeron buenes migues nesta ciudá. Namás hai que recordar que´l cabaré El Gatu Negru editaba una revista que tuvo collaboradores como Verlaine o Jean Richepin. Nome uníu tamién a pintores como Toulouse-Lautrec, Pissarro o´l mesmu Picasso. Tovía visto con la mirada actual nesti recorte de va cuasi cien años nun dexa de llamar l´atención el catálogu de precios del puticlub cola diferencia por exemplu si ye con o sin lluz o gas, si ye a mano, besu negru, etc. Sólo voi traducir el párrafu de la branlage à la mouche (masturbación o "paja" con la mosca) por si nun s´entiende bien, como muestra. Diz asina más o menos: 
- “Depués de desvistíu, garres una mosca bien gorda y quítes-y les ales. Dientro d´una bañera, saques la punta de la punta y pones la mosca enriba. Ella da vueltes buscando terrenu firme con mieu a afogase, pero nun s´atreve a saltar al agua, tanto y tan bien que´l so cosquilléu contínuu ocasiona la intensidá del placer que lleva a la muerte.”
Cuando llegaron a Llaviana´l de l´aventura cola moza parisina contóme cómo fue y cómo d´una manera mui estraña-y desapareciera el so reló nel albergue parisín onde se quedaron. Fue precísamente cuando taba con aquella mocina y por ella supieron tamién d´esti recorte del diariu francés de 1915.
Munches coincidencies, porque echando cuentes de los detalles de l´aventura cola moza y el preciu del so reló de cadena, les cifres cuadraben bastante bien nunes hipotétiques tarifes de 1977. Pue dicise que´l mio amigu sin dase cuenta conoció de primera mano´l preciu del amor coles sos tarifes actualizaes.

               

No hay comentarios:

Publicar un comentario