28 jul. 2011

CAMÍN DE RUSIA

Melia, mio suegra, tien siete años cásique recién cumplíos. Ta mui contenta porque´l matrimoniu de Cataluña que l´acueye fíxo-y dalgunos regalos. Ella nunca tuvo regalos de naide, anque nun ye a contar de memoria los xuguetes que tien yá la so nieta. Ta mui contenta tamién porque la so nieta Ana tenga tantes coses con qué xugar.
A mio suegra trátala mui bien la familia catalana, pero llora. Llora muncho mientres xuega en patiu colos tres gatinos que parió una gata va poco, na casa onde vive agora y llora porque nun ta colos sos hermanos. Milio ta n´otru pueblu cerca la frontera francesa y Leida y Sunción tán tamién repartíes per otros llaos y nun puen tar los cuatro xuntos. Los gatucos son de tres colores y el que más-y gusta a ella ye un roxu.
Anque ta bien cola familia d´Olot, siéntese sola. Va unos díes los cuatro hermanos dormíen pegaos ún a otru nuna escuela onde había tamién otra xente y al enterase que la diben bombardiar, colaron d´allí. Fue Sunción, la mayor, que yá tien quince años y gústen-y los mozos. Un soldáu que conoció dio-y l´avisu de que diben desfacer la escuela y sacó apriesa  a los sos hermanos. Salvó-yos la vida, pero agora caún ta pa un sitiu distintu.
Dende que salieron del puertu de Xixón tratáronlos bien. Primero en  Francia, que-yos dieron chocolate cuando-yos punxeron les vacunes y depués aquí. Melia nun sabe por qué tán en Cataluña nesti momentu, porque en realidá ellos diben pa Rusia, pero ella nun quier dir pa Rusia. Mio suegra quier volver pa casa colos otros cuatro hermanos que quedaron con so pá, con Marina, con Maro, con Araceli y con Sabino. Quier volver pa la so casa de El Cuetu en Canzana, un pueblín de los montes d´Asturies y dir cola so nieta y contar tolos xuguetes de la so nieta Ana, que ta afuera en prau amasuñando un gatín blancu que parió estos díes d´atrás la gata vieya que tenemos en Cau.

No hay comentarios:

Publicar un comentario