25 feb. 2014

EL CONSTRUCTOR

"Il Quarto Stato"de Giuseppe Pellizza da Volpedo
¿Cuál ye l´antónimu, la pallabra a la escontra de "esquirol", esa voz catalana que tanto diz y que significa lo mesmo qu´esquil -¡probinos los esquiles!-? Si vamos a les convenciones llingüístiques sería "güelguista", el que protesta nun trabayando, pero a mi nun m´acaba de sonar del too bien na oreya. Creo que ye dalgo más.
Un esquirol nun ye sólo´l que nun va a trabayar, en Francia llámen-y el "briseur de grève", el que quebra, destrúi, rompe la güelga, como aquellos obreros del pueblu catalán d´Esquirol, que diben a trabayar al otru llugar onde se facía la güelga. Por eso´l contrariu d´esquirol quiciás tea meyor representáu pol términu "piquete", nel sentíu que-y da al significáu dalgo que tien que ver d´activo, pero tampoco me gusta polo que me vieno a traer a la memoria un día d´estos d´atrás un vecín retiráu d´albañil que nos años de la llamada Transición -¿a ónde?- arregló con procuru´l local de la CNT na calle del Carpio d´Uviéu y preparó per aquella dómina con otros compañeros la güelga de la construcción nel baxu de la HOAC de la plaza l´Ayuntamientu.
Charrando d´uno y d´otro salieron na conversación dos tíos suyos que nos dexaron hai tiempu, los dos, vecinos del mio pueblu de Canzana y, los dos, comprometíos col sindicatu anarquista nos años más duros del franquismu. Yo sólo llegué a conocer en persona a ún y el recuerdu míu d´aquel home ye como´l que tengo d´Alonso Quijano. Amás paécense muncho na mio memoria, hasta físicamente . El nome d´esti antiguu vecín míu importa poco, a él nun-y prestaría que lu punxere aquí, nun creía nos nomes propios -nin-y gustaben-.
Yera esti Quixote, barrenista nes mines de Coto Musel, en Meruxalín y yeren los primeros años sesenta, cuando les grandes güelgues de la minería. Habíen de parar toles mines de tolos llaos a poder ser y namás había dalguna pa la parte d´Ayer na que teníen pensao entrar. Nun dixo nada a a naide. Esi día fue a catar de tarde, como tolos díes a la cuadra que tenía en La Payeguina, subiendo camín de Corián. Naide lu vio volver del prau, pero tampoco echaron tres d´ello. Fue una nueche de lluna menguante, con suficiente lluz como pa poder dir andando pel monte hasta´l conceyu ayeranu dende Llaviana: Picu la Vara, Tretu, Picu Tres Conceyos,... hasta calar a la bocamina qu´él sabía. Daquella pa un barrenista nun yera mui difícil axuntar un poco de goma-2 sin que naide se diere cuenta nel trabayu.
Dio la vuelta andando pel monte, pel mesmu llau, porque calculaba qu´asina, que nun lu vería naide. Tovía-y dio tiempu a echar un suañu na tenada de la so cuadra antes de volver pa casa cola llechera, como que venía d´iguar el ganáu pela mañana.
Esi día nun entró naide a trabayar en Coto Musel nin en la mayoría de les mines asturianes. Pa la parte d´Ayer apaeció volada con dinamita una bocamina, pero nun se supo quién fue´l que la destruyó.
Pero ¿pue dicise que seya esa la pallabra?¿Pue llamáse-y a eso "destruir"?

2 comentarios:

  1. Nun tememos les ruines... Nosotros edificaremos el mundu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O Juan Ramón tamién:"fabricaré en mi sombra la alborada".
      Un abrazu.

      Eliminar