4 oct. 2011

LOS FUGAOS

Tovía unos años antes de que´l gobiernu español aprobare la Llei de la Memoria Histórica, anduvi cola familia pelos Pirineos franceses, unes Navidaes y ún d´aquellos díes quedémonos nun pueblín que se llama Saint Bertrand de Comminges/ Comenge. Ye un llugar guapu, como tantos nesta zona de Francia y fuimos a dar con él por pura casualidá. N´iviernu escurez pronto y teníamos que quedanos a dormir en dalgún llau. El pueblu taba mediovacíu y había un hotelín abiertu nel que pasemos la nueche. Paez ser que pel veranu ye turísticu, ta enllenu de tiendes con regalos y recuerdos, bares, restaurantes y toes estes coses, pero a final de diciembre nun había nin un alma. Había poco que ver, anque ye un sitiu que conserva unes casines de piedra mui guapes y tien pa visitar la so Catedral de Notre-Dame, que tamién taba cerrada a les hores que llegamos, asina que los que diben conmigo, quedáronse nel hotel, mientres que fui a dar una vuelta pel pueblu.
Na paré de piedra d´una de les cases del llugar había una llábana que recordaba con unes breves pallabres, pero intenses, a la resistencia, a los partisanos qu´anduvieron por aquellos montes na Segunda Guerra Mundial.
Los fugaos, como los partisanos, nun fueron munchos en númberu, como se sabe, principalmente pola so seguridá (andaben en partides de cuatro o cinco como muncho), pero sí los suficientes pa que los que somos de Llaviana toos tengamos dalgún pariente o allegaú que s´echare al monte. Estos díes d´atrás acaba de morrer Manolín el de Llorío o el de Soto como tamién lu conocíamos per aquí, l´últimu fugáu.
Tratélu poco. Un amigu común (Ricardo de Canzana) y él yeren los qu´andaben repartiendo´l Mundo Obrero per tolos pueblos de la contorna y delantre mio casa paróse la primera vez, como va 20 años, cuando la taba faciendo. Enseguida me reconoció como´l pariente de Aurelio y Carmina, dos tíos míos que tuvieron que colar pa l´Arxentina nel 41 por cuenta d´hestories como la de Manolín, fugaos, cárceles, represión...
Mientres escribo esto, veo tola crestería de Peña Mayor y los montes d´alredor. Puedo adivinar ente´l xerru Gües y Cayacente un puntu negru ente les peñes, el texu de Funeres, y pienso na d´años que pasó esta xente per allí.
Gustaríame qu´en dalgún sitiu de La Pola hubiere una llábana como la de Saint Bertrand de Comenge que dixere:

                                                 "Viaxeru, nos montes que ves enfrente
                                            unos pocos homes defendieron, munchos años,
                                          la llibertá y la dignidá del pueblu frente al fascismu.
                                                                 Yeren los fugaos."


No hay comentarios:

Publicar un comentario