21 abr. 2015

ESTACIÓN DE CANFRANC


Estación de Canfranc.
"Si canto, yo que canto,
no canto ta yo,
canto t´a mía amiga
que ye en ixos mons".


(Versión aragonesa de la canción tradicional occitana "Se canta" basada nun poema d´amor del sieglu XIV).

(Trad.: "Si canto, yo que canto,/ nun canto pa mi,/ canto pa la mio amiga/ que ta nesos montes".)


Cásique se podría dicir que toles estaciones de tren son guapes. La de Canfranc ye dalgo más que guapa, "ye guapísima endimasiao", asina la podría empoderar un vecín míu. Inquietante, señaldosa, con un estilu arquitectónicu claramente francés y con tolo qu´ello puea representar, fíxose col aquel de ser la conexón internacional cola vecina Francia, pero fracasó como tolo que tuvo que competir col petroleu. El túnel ferroviariu de Somport ta inutilizáu en favor del de la carretera que traviesa d´Aragón a la vieya Occitania nunos escasos minutos.
Ye verdá que los trenes siempre nos faen suañar. Polo menos esos que nun tienen tanta priesa por llegar a nenguna parte que, per otru llau, ye´l final de tolos viaxes. Los suaños guañen nel posu de les idees lentes, polo menos de les que permanecen tres el vértigu de los díes vivíos.
Pa los que somos de monte, los Pirineos tienen l´atractivu que produz siempre esi aire llimpio de les altures qu´emborracha. Va yá más de diez años que tuvi en Canfranc y quedé mui impresionáu non solo con aquellos montes hermanos a los míos, los de Llaviana, tamién con aquella estación tan grandísima fecha nun pueblu d´apenes mil habitantes. Namás llegaba dalgún tren de Zaragoza de vez en cuando y les impresionantes instalaciones taben completamente abandonaes.
Abandonu ye una pallabra que tien que ver con ún de los mios amores, esos amores que van quedando nel trasiegu de los díes vivíos: la llingua asturiana.
Tengo entendío qu´en pocos díes va a haber eso que llamen elecciones democrátiques y con respectu a la mio llingua´l panorama nun pue ser más probe y desastrosu. Namás dos de los llamaos partíos políticos consideren que ye un derechu universal como cualquier otru, pero nengún d´esos dos partíos ye probable que tenga la representación suficiente (ún, nin siquiera pue que la tenga) pa influir en que se cumpla esi derechu.
Vista de Peñamayor dende Canzana.
Mientres miro pa la Xerra de Peñamayor dende mio casa pienso nos montes de Canfranc, el pueblu onde veraniaba Labordeta de guaje. Como políticu tol mundu pue que s´acuerde d´él por aquel "a la mierda", que ye lo que m´apetez dicir a mi nesti momentu, pero creo que lu voi recordar meyor nesta canción qu´a él-y traía recuerdos de Canfranc, quiciás a mi tamién me recuerde´l tren qu´espero y que sibla azul na memoria de los mios suaños de la neñez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario