6 jun. 2011

SUSPIROS D´ESPAÑA


Anque ye plenu veranu xunto a la carretera vense dalgunos neveros. Son los restos del iviernu clisaos por esa lluz que paez qu´emborrina l´aire frío enlleno mosquitos que s´apeguen al parabrís del Renault 12.
Los tres turistes lleven nuna caxa de fruta vacía dalgunes botelles de güisqui, coñá y otres bebíes tapaes con una manta nel maleteru.
A la salida de Karasjok en dirección Cabu Norte, topen nun rellanu al par de la ruta una tienda como la de los indios de les películes de vaqueros que-yos llama l´atención. Párense. Ún d´ellos nun quier salir del coche porque nos sitios abiertos abrásente los mosquitos. Delantre la tienda un home pequeñín de cara colorada vistíu cola ropa típico de los lapones, tien mangáu un tenderete con gorros, cantimplores y otros oxetos fechos con piel de renu. Señála-yos a los turistes pa la mercancía, como pa que compren.
- ¿Tú, qué quies? -pregúnta-y ún a l´otru-. Estes cantimplores son guapes.
El paisanín nun para de repetir dalgo asina como “suvenir, suvenir”.
-Pa mi un gorru -diz el que quedó nel coche.
El turista acércase al maleteru y saca una botella d´Osborne qu´en Suecia val como venti veces más de lo qu´él pagó nel economatu de La Cuenca por ella y pón-yla al sami enriba´l puestu, apuntado pa ella y pa dos cantimplores y un gorru.
El paisanu fai la señal de dos colos deos y el turista, que non, tres, tres… “drai, drai”.
Non non,… -diz cola cabeza´l paisanín y cola mano dos.
El turista vuelve pal coche col coñá, pero´l lapón agárralu pel brazu con cara risa y da-yos el gorru y les dos cantimplores y mete apriesa en refaxu la botella.
Cuando los tres turistes tean contemplando´l sol de medianueche na islla de Cabu Norte, na tienda de los sami, el paisanín y la so muyer tarán durmiendo xunto a les áscuares, onde tovía afervolla l´agua de la tetera, col suvenir español yá vacíu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario