17 jun. 2011

LA POESÍA VISUAL D´HÉCTOR

Esti poema ta sacáu del últimu poemariu d´Héctor Pérez Iglesias La mano vacía. Ye una poesía (tola so poesía) mui visual, plástica. Pue dicise qu´amasa les pallabres. Ye pintura, son cuadros, semeyes, fotografíes. Debaxo´l poema pongo un exemplu que saqué del so facebook y al par un cachu d´un poema d´otru de los sos llibros: L´amarga cazumbre.


TENGO colgaes nel facebook cientu
ventinueve fotografíes. Son toes como muncho
de los últimos seis o siete
años, toes menos una de cuando
neñu na que salgo antroxáu de tunu.
Lo de les cámares dixitales ye
lo que tien. Nel discu
duru deben rondar yá les quinientes.
De diez, quince años p’atrás nun creo
que pasen de les cincuenta les que guardo en dellos
álbumes: dalguna escursión cola escuela,
retayos de vacaciones, sonroxantes
fiestes de cumpleaños, la lentitú
de lo cotidiano, una nueche estraña
y qu’hoi rescuez ente los deos.

                D’enantes de comulgar
sólo tengo cuatro. Un ta quemada pola lluz
y los mios hermanos y yo paecemos perdíos
nuna ñublina estropaxoso; n’otra aguanto pol ramal
d’una vaca de güeyos mansos. Un neñín rubiu
y rizosu sorríme dende otra, y tengo que creyer
lo que me dicen de que soi yo,
anque yo siempre me recuerde morenu.
N’otra toi de la mano de la mio bisagüela; pue
qu’una de les mios primeres fotos, de xuru la última
d’ella. Quiciabes la única de so que queda yá.

Pienso en coses como estes al abrir el facebook y ver
qu’unos amigos colgaron la ecografía del fíu qu’esperen. Pienso
en toles semeyes que-y fairán na vida, tolos álbumes
y discos duros por enllenar. Pregúntome si ente les munches
que tendrá de neñu podrá escoyer tan fácilmente les tres
o cuatro que basten pa definir una infancia.


Pincha na foto pa vela más grande.                                                   
Al poco/de marchar la maquinaria/
nun tardaron n´amaciñase pel prau/estraños páxaros que nunca viera./
Patoyonos, escargataben/Ente glayíos la llamuerga, basnando pela trolla/
Como farrapiezos les sos enormes ales.”Son gaviotes”/
Dixo dalguién que yá/
nun recuerdo,”vienen de la mar”./Tampoco nunca viera/ la mar. Y ensin saber mui bien porqué,/maxinela como un llugar mui triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario