24 jun. 2014

OTRA RECONQUISTA

"Días pasados oí decir. ¡Ese Gardel! Cada día canta mejor." J.L.Borges.







Hai hestories paraleles que dicen tanto o más quiciás que la hestoria conocida y almitida. Pue ser que´l casu más estremu seya´l de Pierre Menard que según Borges escribió los capítulos 9 y 13 de la primer parte del Quixote de Cervantes nel s.XX, coles mesmes pallabres, los mesmos acentos y les mesmes comes.
A tanto nun llega l´autor de la otra Reconquista de la que voi falar aquí, pero cuando me pasó´l borrador del manuscritu que tien fecho, fue una sorpresa mui prestosa. Amás díxome que taba basáu en documentos qu´alcontró restolando pelos archivos antiguos de Cangues d´Onís.
Ye ún d´esos paisanos d´Uviéu, anque paez ser qu´orixinariu de Cangues, que yá ta retiráu creo que de l´alministración pública y qu´aguanta pelos bares hasta que cierren tomando pintes. Ta cásique siempre charrando na barra, anque anda tamién peles meses contando hestories y tien sobre too mui buena entrada colos estudiantes que tán nel local tomando un café p´aguantar meyor la nueche estudiando los exámenes finales. Conmigo tamién se sienta dalguna vez. La última fue cuando me pasó´l manuscritu de "la Reconquista".
Sostién esti paisanu una hestoria mui particular de lo que fueron aquellos fechos. Por resumilo, diz que Pelayo yera más bien probe de solteru, lo que pasa ye que casó con Gaudiosa y qu´ésta sí que tenía tierres tanto n´Asturies como en Cantabria.
- ¡Que dio´l braguetazu, vaya!.-dizme y rise a carcaxada llimpia.
Sobre lo de la patria, la relixón y toes eses coses que nos contaron dizme que nada de nada.
- Lo que quería Pelayo yera lo que quieren facer tolos que tienen perres.
- ¿Y qué ye?-pregunto.
- Pues nun pagar impuestos a los árabes. Nun pagar a la Facienda pública. Xuntóse con unos cuantos ricachos que queríen lo mesmo y diéron-yos a los árabes tolo que pudieron. Esi ye l´orixe de la Reconquista y la patria.
- ¿Y lo de la relixón cristiana escontra la musulmana y too esi tingláu?
-¿Ves "la Santina"? -diz-. Pues un muñecu. Un muñecu que dalguién punxo na cueva. Dicen que si Cuadonga ye la Cueva de la Señora (Cova Dómina). Nada de nada. Un muñecu. Allí lo único qu´había y hai ye una cueva onde naz un ríu. Lo demás ye too cuentu. Hailos hasta que dixeron que les agües del ríu yeren coloraes polos moros muertos na batalla de Cuadonga.-Y vuelve a char una risotada.
El paisanu ye un auténticu personaxe y paez tener por delles cuestiones que comenta una cultura media poco vista. Por exemplu gústa-y muncho la ópera. Dalgunes veces, cuando queden los últimos parroquianos nel bar, arranca con dalgún aria conocida y nun lo fai nada mal.
Nesti momentu tán poniendo un documental sobre´l tangu na tele, onde ta cantando´l conocíu tenor Plácido Domingo una versión de "Mi Buenos Aires querido". Quédase paráu escuchando y vien pa la mio mesa y dizme:
- Ési (señalando pa la tele), una octava menos que Gardel. Ja, ja, ja...






2 comentarios:

  1. ¿Quiai Miguel? Había un paisanu igual igual qu'esi na Viña Morada, na Tenderina, alcordaraste. Guerra. (Tenía una fija na que yo andaba encerriscau). ¡Tiempos aquellos, coño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Luis, claro que ye Guerra. Cambié namás delles cosuques, poques. Alégrome bien de que lu reconocieres.
      Un abrazu.

      Eliminar