18 oct. 2012

MEMORIA DE LOS ÁRBOLES

Ernesto Winter Blanco

 «Sólo la vida inquieta es vida. Sólo el vivir del esforzado es vivir. Con goces o con tormentos, con ventura o con desgracia, sólo la vida del apasionado es digna de ser vivida».
             Ernesto Winter Blanco


Hai años, había un vecín en Canzana que diba tolos díes a trabayar a les mines de Coto Musel, en Meruxalín, na so yegua. Mutiláu de guerra gastaba una pata de palu y yera de la única forma que podía cubrir los escasos dos quilómetros que separen el pueblu de les antigües mines de Llaviana. Cuando  la so yegua morrió enterróla debaxo d´una cerezalona que daba sombra y buenes cereces en tiempu la yerba, nel Conventu, una finca que tenía a la entrada del pueblu.
Quería   Maro, el mio vecín, que a la so muerte lu enterraren cola yegua que lu llevó cerca venti años camín de la llampistería onde trabayaba. Nun pudo ser, porque porque según les leyes del reinu esto nun se pue facer, como se sabe. De toes maneres la cerezal de dalguna forma guarda la memoria d´amu y animal pa la xente que vivimos en Canzana.
En recuerdu de Ernesto Winter. Pablo Maojo
FUNDOMA. Uviéu.
Fue esti vecín el que me faló un día d´un inxenieru llegáu a les mines en 1925, de Ernesto Winter. Dicía que yera un buen paisanu, y qu´enseguida lu fichó´l SOMA d´entós como director d´un de los proyectos más avanzaos y revolucionarios d´Asturies en educación daquella: El Orfanato Minero Asturiano (OMA) -agora Fundación Docente de Mineros Asturianos (FUNDOMA)-, centru onde yo trabayo.
La finca onde s´asitia, na falda del Naranco d´Uviéu, yera d´un médicu llamáu Julián Clavería y ta enllena d´árboles, dalgunos d´ellos centenarios. Fue comprada a final de los años venti del sieglu pasáu pa construir nella l´orfanatu.
Ún de los cedros secó nos 80 y fue talláu, como se ve na foto, pol artista plásticu Pablo Maojo en 1990 en memoria de Ernesto Winter Blanco.
Al primer director del OMA matáronlu na madrugada d´ente´l 6 y el 7 de noviembre de 1936. La hestoria que guarda l´árbol ye una de les más tristes que se conocen y la so muerte fue tan absurda como inútil, como tantes y tantes otres naquellos díes.
Yera, amás de buen paisanu, un intelectual lligáu a la Institución Libre de Enseñanza, amigu de poetes como Antonio Machado, pintores como Evaristo Valle y munchos otros intelectuales de so época, fue tamién autor d´un interesante llibru Elogio de la inquietud, con un prólogu de Fernando de los Ríos, onde dexa escrites les sos inquietúes pedagóxiques. Nes elecciones del 36 fue releváu del so puestu de director pol anarquista Eleuterio Quintanilla.
Ernesto Winter (izda.) y Eleuterio Quintanilla (con sombreru)
nel  Piles, con un grupu d´alumnes del OMA .
Xixón, mayu de1936. (Foto de Pilu Álvarez)
Fue neses feches qu´Ernesto Winter mantúvose a la espera del que lu diba sustituir al estallar la guerra y fue aquella desgraciada madrugada del mes de payares, na qu´él s´alcontraba na Residencia de "El Bosque" colos sos alumnos, cuando dalguién dio la orde de venir a sacalu de la cama pa llevalu. Ún de los sos fíos, el mayor, sintió les voces y fue con so pá.
Padre y fíu apaecieron muertos a la mañana siguiente a pocos metros de la finca, xunto a les cercanes víes del tren.

Ernestín col so perru Tom. 1932
(Del archivu de Pilu).

6 comentarios:

  1. Gracies, Miguel, por contanos estes coses de xente que nun merez l'escaecimientu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies a ti, Ataúlfo, poles tos pallabres. Un abrazu.

      Eliminar
  2. Emocionante, querido Miguel, emocionante.
    Un abrazo,
    Alfonso

    ResponderEliminar
  3. Encantome la historia, un dia como hoy que tuve en la ruta del alba, y cada recovecu del paseu , venienme a la cabeza, histories de esa epoca , cuanta xente sobrevivio entre eses biesques,Y la historia del paisanu y el amor a la yegua , y como no, trabayaba de lampisteru, preciosa, y no menos interesnte que la del fundador del OMA, su triste final, en fin me encantó la historia, algun dia diré por el OMA, aunque me pon muy murniu....un abrazu maestro,desde guaje te admiraba y te sigo admirando.

    ResponderEliminar
  4. Gracies, Xulio, poles tos pallabres. L´apreciu ye mutuu. Tengo mui buenos recuerdos d´aquellos años de compañeros nel OMA.
    Preciosu´l llugar del Alba. Yo, como lu tengo cerca, suelo perdeme con frecuencia per allí.
    A ver si ye verdá y vas dalgún día pel (FUND)OMA.
    Un abrazu.

    ResponderEliminar