2 feb. 2012

HESTORIA D´UN VIAXE

Cuadonga. Agostu 1975.
Cuando Antón García diba a sacar la Revista Campo de los Patos dedicada a la Cultura Xermánica, convidóme a escribir dalguna collaboración nella. Ente otres coses, apurrí-y un artículu onde falo de lo que creo que pudo ser la presencia d´esa Cultura na mio vida a traviés de los viaxes.
El casu ye que depués de salir la Revista, unos meses más tarde, llegóme un corréu electrónicu d´un tal "selmogf" si  nun recuerdo mal, diciéndome que-y prestara l´artículu y preguntándome si yera verdá lo qu´escribía d´un viaxe -el primeru de mio vida- andando dende Llaviana hasta los Llagos de Cuadonga en 1975 (entós yo tenía quince años). Respondí-y al desconocíu Selmo que sí, que yera verdá, agradeciéndo-y que lleere -inclusive con detenimientu- cosines como éstes qu´escribía. Pero la cosa volvió otra vez a salir va poco nuna comida con unos amigos. Paez ser que tamién repararon nesi viaxe al lleer l´artículu. Sobre too ún aporfiaba que yera inventao, nun podía ser qu´un guaje de quince años -dicía-, anque fuere con otru, andare diez díes pel monte sin facer el viaxe con otros mayores. Otru amigu en cambiu, anque tamién lo dudaba, víalo posible y prometí-yos poner dalguna semeya que tenía per casa d´aquella "caminata"  nesti cuadernu. 
Diome qué pensar l´asuntu, porque nunca reparara nél con detenimientu y reflexonando sobre too ello, tengo que dicir qu´esi viaxe posíblemente me marcó más de lo que yo pensaba pa los mios posteriores viaxes. Creo que viaxar ye eso, andar como fiximos daquella. De dalguna manera aprendí entós que ye más importante lo qu´alcontramos pel camín que´l sitiu al que vamos, como dicía´l poeta.
La parte del testu onde apaez la referencia que comento ye ésta:

Montes de Piloña, depués de pasar el pueblín
de La Marea, con El Sueve al fondu.
 "... La “caminata” en cuestión fue asina, más o menos. Había que llegar dende´l nuestru pueblu a los Llagos de Cuadonga en cuatro o cinco díes pel monte (y volver n´otros cuatro o cinco). Hai que tener en cuenta tamién que naquel añu 75 la xente nun se movía lo mesmo qu´agora. Por exemplu, nos Llagos nun alcontramos apenes daquién (tamos falando d´agostu), dalgún pastor de Picos, ún que nos vendió pan, que se nos acabara´l que llevábemos; o por exemplu que nos bañamos nes agues fríes del Enol, o que pasamos la nueche nuna tenada d´una cuadra de Cuadonga´l día antes de subir a los Llagos, o la nueche siguiente nun corral al par del llagu onde sestiaba´l ganáu. Llevábemos una mochila con comida pa esos díes y una manta pa dormir. Dormíemos si podíemos nun payar y sinón al sereno, prendiendo una foguera pa escalecer. Tamién m´acuerdo que llevábemos un llibru con postures de yoga que practicábemos cuasi tolos díes antes de dormir o al amanecerín (l'OM y toes aquelles coses) y dalguna perra por si teníemos que coyer el tren dende dalgún sitiu, cosa que fiximos a la vuelta dende Arriondes hasta Infiestu. Y poco más, un mapa del exércitu pa nun se perder, una llibretina donde anotábemos dalguna cosa o escarabayábemos dalgún dibuxu y dalgo tabaco. Acuérdome tamién que pel camín un día tuvimos nuna fiesta, una fiesta de prau, nun pueblu onde pasemos cásique tola nueche baillando y charrando con unes mocines de les que nin siquiera recuerdo´l nome, qu´hubo otru día una muyer vieyina d´una aldea de Cangues (La Matosa) que nos dexó una cama pa dormir (l´únicu que dormimos en cama) y que nos iguó al atapecer unos güevos con patates frites y lleche amarguxo de vaques fartuques de baúllos. La muyerina creía que yéremos pelegrinos camín de La Santina, malentendíu que nun nos ocupamos d'aclariar. Namás había naturaleza, el monte y el cielu y vagar a lo que socediere. Dábemos-y un sentíu al caminar creo que cuasi relixosu, con ciertes influencies culturales orientales quiciás. Los dos tábemos acabando, o a puntu d´acabar de dexar una relixón que nos ofrecía más duldes que creencies, eso sí barnizada por una querencia a la Naturaleza con mayúscules por mor d´un grupu xuvenil d´aquella época (grupos que nacíen al aliendu les parroquies de los pueblos), que tamién tábemos dexando atrás (ASFAs), dalgo asina como Amigos de San Francisco d´Asís (Hermanu Sol, Hermana Lluna y toes aquelles coses), única salida digna, per otra parte, d´un mundu d´adolescencia gris que diba quedando nel borrín del olvidu. Nun ye d´estrañar que les influencies del país del sol naciente qu´aportaben a traviés de la música y el cine y los llibros sobre too, fueren cuayando poco a poco naquellos rapazos que yéremos. Ente la representación d´un home que s´amuesa cásique en canal, ensangrentáu, claváu nun maderu y otru gordu, sentáu y sorriente, taba claro ónde escoyer. Anque andando´l tiempu ensiguida repares que tien cantu que´l modelu de l´autodisciplina seya un paisanu que pesa más de doce arrobes..."

Si dalguién tien interés, vagar y paciencia y quier lleer l´artículu enteru  que calque nesti enllaz: CAMÍN DE LA FUENTE


No hay comentarios:

Publicar un comentario