23 sept. 2011

20N

L´otru día n´AGROSIERO, na cafetería del mercáu había un cartel con esta foto que dicía dalgo asina como "Joderos, conmigo podíais fumar". Dalgún ganaderu fixo bromes tamién col 20N y acordéme.
A les tantes de la madrugada, Manolo Orviz y José Miguel prendieron toles lluces del dormitoriu C.
- Morrió Franco.
Tábemos na parte más alta de la Residencia Santa Bárbara nún de los dormitorios corríos qu´había entós nel Orfanato Mineru d´Uviéu y, sobre too, José Miguel, pasaba les nueches cola radio pegada a la oreya nos servicios comunes que taben al fondu.
- Yera hora, dixo Solís, de tener unos díes sin clase. Depués de la noticia nun volvimos dormir más, hasta que nos llevantemos.
Entós yo estudiaba nel Alfonso II (“el masculino”) y había una profesora que nun podía ver al dictador (llueu apaecieron más) porque cuando fusilaron a Lorca dixo: "Ah! el poeta de los gitanos", y siguió comiendo. Yera “La Angelita”, una profesora piquiñina, pero enorme. Un día refiriéndose a mi, nun m´acuerdo bien a cuentu de qué, dixo pa la clase que nun s´estrañare naide si un día víamos nuna llibrería dalgún llibru míu. Díxolo de mi y de más xente (quedábamos plasmaos).Creo que nun la entendí bien entós, pero gustaríame poder agradece-y aquelles pallabres. Agora yá nun pue ser.
Los años pasaron como pasen los díes y los que siguieron fixéronnos sentir l´amenaza del fascismu vivu como aliendu na nuca y quiciás esi mieu fue´l que fixo pesar más la pallabra “reforma” que la pallabra “ruptura”, el que fai que tovía muncha xente vea a dalgunos políticos nes valles publicitaries cola camisa azul de la OJE. Fue´l que fixo que nun se pudiere xulgar el franquismu y nun toi falando de la guerra nin d´años mui p´atrás d´aquel 75. Fue´l que nos fixo olvidar que viviéramos, unos más tiempu y otros menos, nún de los países d´Europa más atrasaos por cuenta de la fusión de la relixón y l´Estáu. L´únicu país, que se sepa, qu´inhabilitó a un xuez, por tratar de facer xusticia, que nun xulgó a nin ún solu -nin ún solu- asesinu o torturador fascista.
Cambiaron muncho les coses, nun digo que non, pero depués de toos estos años, tantos años yá, salten delles veces toles bisagres d´eso que llamamos democracia y que recientemente y sin saber cómo, la xente del pueblu vieno a recordanos que nun ye real tovía.
Lo peor del autoritarismu y de les actitúes autoritaries ye que queden impunes.
- ¿Morrió Franco o namás tuvimos unos díes sin clase?

2 comentarios:

  1. No recuerdes cuando soltó en el discurso sobre el asesinato de Carrero Blanco que "no hay mal que por bien no venga", teníalo todo atao y bien atao.

    ResponderEliminar
  2. Lo peor de too ye que nun hai manera desatalo, polo menos dalgunes coses.

    ResponderEliminar